DIGITALIZACION

Es una operación mediante la cual se convierte una imagen en una serie de códigos binarios que representan cada uno de los puntos de su estructura y que, de esta forma, puede ser almacenada en el ordenador.

Las señales analógicas son las que tienen un espectro continuo de valores, como la temperatura por ejemplo, si amanece con 14ºC, no puede pasar a 20ºC sin atravesar los valores intermedios. Las señales digitales toman solo dos valores: por ejemplo, el precio de un producto podría ser una variable digital ya que puede pasar de 3$ a 5$ sin necesidad de atravesar todo el rango de valores intermedios.

Una manera simple de explicar lo que es una imagen digital sería imaginar como se digitaliza una imagen convencional, una diapositiva en blanco y negro. Para ello supongamos que la diapositiva se le superpone una retícula cuadriculada y que, con un fotómetro, se mide la cantidad de luz que pasa a través de cada cuadrícula utilizando una escala de intensidad tal que estas medidas sean números enteros y se codifiquen en 8 bits en la mayoría de los casos. Estos números, ordenados de igual forma que las cuadrículas cuyas intensidades de luz representan, constituyen una matriz que es precisamente la imagen en forma digital. Esto es lo que básicamente realiza un digitalizador.

 

Cada punto de una imagen digital, es decir, cada una de las cuadrículas en que se ha dividido la imagen original, se denomina PIXEL o pel (apócope de Picture element). Una imagen digital, por tanto, es una matriz de puntos o píxeles que vienen caracterizados por su profundidad espectral y su resolución espacial.